Alemania, jun 22 (SF).- La policía de Alemania informó del hallazgo de restos de un medicamento cardíaco en los cuerpos exhumados de 27 pacientes presuntamente asesinados por el ex enfermero Niels H., condenado a cadena perpetúa el año pasado por las muertes de dos de pacientes.

[quote_box_center]La policía de Oldenburg informó que los análisis realizados en un total de 99 antiguos enfermos de la Clínica de Delmenhorst habían revelado la presencia de esa sustancia en 27 casos.[/quote_box_center]

Las exhumaciones se realizaron a raíz de la declaración del propio Niels H., quien, en el juicio donde se le condenó por dos asesinatos y tres intentos de asesinato de pacientes, se confesó autor de un total de 30 muertes y dijo que lo hacía por «aburrimiento»

[quote_box_center]Las investigaciones en torno a ese caso siguen, indicaron las fuentes policiales, puesto que el asesino ha confesado que también mató a otros pacientes en otra clínica en la que trabajó, en Oldenburg, ciudad cercana a Delmenhorst.[/quote_box_center]

El acusado confesó durante el juicio que entre 2003 y 2005 había inyectado una sobredosis de un medicamento cardiaco a 90 pacientes, de los que 30 fallecieron.

El medicamento les causaba alteraciones serias de la circulación y el ritmo cardíaco.

[quote_box_center]El acusado describió en el proceso la tensión que vivía ante lo que podía suceder cuando inyectaba a los pacientes el fármaco, lo bien que se sentía cuando conseguía reanimarlos y lo deprimido que le dejaban las muertes.[/quote_box_center]

Cuando un paciente moría, aseguró, se prometía a sí mismo no provocar más casos mortales, pero sus buenos propósitos «se desvanecían con el tiempo».

Todo esto lo hizo, según su testimonio, por aburrimiento y para demostrar su talento ante sus colegas de la Clínica Delmenhorst, cercana a Oldenburg.

A lo largo del juicio se logró documentar apenas cinco de esos casos de reanimación fallida, que fueron los que decantaron su condena a cadena perpetua.

Comenta con tu Facebook

commentarios