Buenos Aires, jun 21 (SF).- Un paraguayo de 28 años que habría asesinado a la madre de su pareja, una menor de 11 años, será juzgado el próximo 10 de agosto en Buenos Aires, Argentina. Además es requerido por la justicia de su país por otro homicidio, informó la abogada de la familia de la víctima, Débora Huczer.

[quote_box_center]La mujer asesinada, también de origen paraguayo, Serafina López, tenía 33 años y vivía con sus dos hijas, de 11 y 16 años, en la empobrecida Villa 31, en la capital argentina, y se oponía a la relación entre su hija menor y el joven, quien está actualmente encarcelado.[/quote_box_center]

López denunció primero a Báez por la desaparición de su hija menor y luego por violación en 2014 después de descubrir que tenía una relación con su hija menor y que se escapaba del colegio para encontrarse con el acusado.

[quote_box_center]Tras varias amenazas por parte del novio de su hija para que retirara las denuncias, este mandó supuestamente a dos sicarios, también menores, a que la mataran durante la noche del 14 de noviembre de 2014, según la investigación.[/quote_box_center]

Un mes después del asesinato, que se produjo con un arma de fuego, la policía detuvo en un barrio de la capital de Argentina a Báez y a la menor, que se habían escapado juntos, informó la abogada.

[quote_box_center]No era la primera vez que el sujeto amenazaba a la familia por las denuncias impuestas, según declaró Huczek, y agregó que Báez ya había acudido al domicilio de López cuando esta se encontraba en compañía de sus hermanos -tíos de la menor-, y había cercado la casa, rodeándola con otros menores armados.[/quote_box_center]

Además de los cargos de homicidio y violación de menor por los que Cosme Báez está en prisión desde diciembre de 2014, se enfrenta a un pedido de captura en Paraguay por homicidio y a posible tráfico de drogas en Buenos Aires.

[quote_box_center]Las dos hijas de la víctima fueron detenidas como cómplices del crimen, aunque solo la mayor que ya ha cumplido los 18 años de edad, será juzgada por el Tribunal número 3 de Buenos Aires, que se encarga de delitos con menores implicados y será el que condene o no a todos los implicados en el caso.[/quote_box_center]

La hija menor fue puesta en libertad por inimputabilidad, ya que tenía 11 años en el momento del crimen y no se le considera «consciente» de lo ocurrido, indicó Huczek.

De la misma manera, se juzgará el próximo 10 de agosto al primo de las hijas, a la novia del mismo y a uno de los sicarios, todos menores de edad, que la policía detuvo por homicidio con alevosía.

Comenta con tu Facebook

commentarios