Moscí, jun 20 (SF).- Al menos 14 niños, que participaban en una campamento vacacional, murieron ahogados en un lago del noroeste de Rusia, cuando sus embarcaciones volcaron a causa del mal tiempo, informaron este domingo las autoridades.

[quote_box_center]El accidente se produjo durante la noche del sábado al domingo en el lago Syamozero en la república rusa de Carelia, precisó el portavoz del comité de investigación ruso, Vladimir Markin. «Once adolescentes y un adulto perdieron la vida», dijo en un primer momento. Horas después se confirmó que las víctimas eran 14 niños.[/quote_box_center]

«Está en marcha una operación de rescate. 36 personas fueron socorridas. Otras cuatro permanecen desaparecidas», indicó por su parte el ministerio regional de Situaciones de Emergencias, citado por la agencia la TASS.

[quote_box_center]El grupo de 47 niños y cuatro instructores iba a bordo de dos embarcaciones y de una balsa neumática cuando una tormenta irrumpió en plena noche, añadieron las autoridades.[/quote_box_center]

Cortesía: Ilya Timin Sputnik
Cortesía: Ilya Timin Sputnik

Según el comisario ruso de derechos de la infancia, Pavel Astajov, los adolescentes «no portaban aparentemente chalecos salvavidas».

[quote_box_center]Los menores, de entre 12 y 15 años, participaban en una colonia de vacaciones situada cerca del lago, según una fuente anónima de los equipos de socorro, citada por TASS.[/quote_box_center]

El alcalde de Moscú, Serguei Sobianin, precisó en Twitter que diez de los once adolescentes fallecidos eran de la capital.

Las autoridades abrieron una investigación para determinar las circunstancias del drama y si se respetaron las normas de seguridad.

[quote_box_center]Markin indicó también que cuatro personas habían sido arrestadas bajo sospecha de violar reglas de seguridad: dos instructores, además del director y el subdirector de un hotel donde se alojaban y que al parecer organizó el paseo.[/quote_box_center]

Reiteradas advertencias sobre la proximidad de un ciclón del Atlántico habían sido emitidas días antes de la tormenta, aconsejando a la gente no salir en bote en el lago, que es uno de los destinos de vacaciones favoritos en la región, dijo Alexei Gavrilov, legislador regional de Karelia, en el canal Rossiya 24.

Vladimir Kucherenko, director de una compañía local de turismo, dijo que la mayoría de los niños al parecer murieron de hipotermia, ya que las temperaturas del agua en el lago oscilaban entre los 8 y los 10 grados Celsius (46-50 Fahrenheit). Dijo que fuertes vientos reinantes pudieron haber empujado los botes lago adentro, lo que habría dificultado que los niños nadasen a tierra.

Comenta con tu Facebook

commentarios