Agencias, jun 8 (SF).- Un atacante suicida curdo detonó un coche bomba afuera de una comisaría en una localidad de Turquía cercana a la frontera con Siria, lo que dejó al menos tres muertos y más de 30 heridos, informó el miércoles el primer ministro de turco.

[quote_box_center]En Estambul, el primer ministro Binali Yildirim afirmó que las víctimas del ataque en la localidad de Midyat, en la provincia de Mardin, fueron un policía y dos civiles. Aún no está claro si la cifra incluye al atacante suicida.[/quote_box_center]

La explosión ocurrió en una calle principal muy concurrida llena de cafeterías, tiendas y bancos. Imágenes de televisión mostraron una densa columna de humo en el lugar del ataque, que destruyó la fachada del edificio de la policía.

[quote_box_center]La agencia de noticias Dogan informó que el ataque fue un atentado suicida con auto bomba realizado con una camioneta cargada con media tonelada de explosivos.[/quote_box_center]

El ataque se produce un día después de que un auto bomba estalló al paso de un vehículo policial en Estambul, matando a 11 personas durante la hora de más tránsito de la mañana. Este nuevo atentado sucedió mientras se llevaban a cabo los funerales de las víctimas. Nadie ha reclamado aún la responsabilidad por el ataque.

[quote_box_center]En lo últimos años, Turquía ha sido blanco de una serie de ataques. Los rebeldes del PKK han atentado contra objetivos militares y de la policía desde julio, cuando se rompió el frágil alto al fuego con el estado. Además, se ha culpado al grupo extremista Estado Islámico de una serie de ataques letales en el país, que forma parte de la coalición liderada por Estados Unidos contra la milicia radical.[/quote_box_center]

Mardin, donde las fuerzas gubernamentales luchan contra insurgentes curdos, sufrió ataques similares en los últimos meses. En mayo, tres personas fallecieron por la explosión de un auto bomba plantado por rebeldes curdos en una comisaría de Midyat. Un mes antes, un soldado murió y otros seis resultaron heridos en un atentado contra su puesto de control.Un atacante suicida curdo detonó un coche bomba afuera de una comisaría en una localidad de Turquía cercana a la frontera con Siria, lo que dejó al menos tres muertos y más de 30 heridos, informó el miércoles el primer ministro de turco.

En Estambul, el primer ministro Binali Yildirim afirmó que las víctimas del ataque en la localidad de Midyat, en la provincia de Mardin, fueron un policía y dos civiles. Aún no está claro si la cifra incluye al atacante suicida.

Comenta con tu Facebook

commentarios