Santo Domingo, jun 6 (SF).- Un niño de cinco años falleció en la provincia de Azua por asfixia tras obstruirse las vías respiratorias con una semilla de limoncillo (quenepa).

El menor Cristian Cuevas era hijo de Cristina Cuevas, de 25, residente en el municipio Pueblo Viejo, de la citada provincia.

El informe preliminar de la Policía indica que el niño se encontraba comiendo la fruta, y en un momento se atragantó con una semilla, por lo que los familiares lo trasladaron al Hospital Regional Taiwán de la provincia, donde llegó sin signos vitales.

Comenta con tu Facebook

commentarios