Santo Domingo, may 30 (SF).- El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, consideró hoy que es urgente comenzar un diálogo para sustituir la Ley 5088, sobre Drogas y Sustancias Controladas, para que se considere el consumo de drogas como un problema de salud pública y se incrementen las penas para los que la trafican.

[quote_box_center]Domínguez Brito, quien habló antes de participar en la misa del aniversario de la Dirección Nacional de Control de Drogas, celebrada en la Catedral Primada de América, dijo que también se deben fortalecer los mecanismos de prevención y seguimiento a los jóvenes involucrados en las drogas.[/quote_box_center]

Manifestó, además, que la nueva ley de la DNCD debe aumentar las penas para los casos de narcotráfico y lavado de activos.

“En muchas ocasiones hemos visto gente con 50 kilos condenados a solo 8 o 10 años, porque la ley no permite en algunos casos que se les ponga más, y eso se debe cambiar. Es fundamental que se lleve a 30 años no solo los casos ilícitos sino también los otros casos de grandes tráficos”, consideró.

[quote_box_center]Expresó que también es fundamental que se condene severamente a todas las autoridades que puedan ser partícipes en actos delictivos “porque hay que fortalecer todo”.[/quote_box_center]

Aclaró que no hay ningún obstáculo en la modificación de la ley, sino que, hasta el momento, no se han iniciado las discusiones.

Comenta con tu Facebook

commentarios