Santo Domingo, may 7 (SF).- Ante el anuncio reciente de Estados Unidos de que implementará nuevas medidas para la lucha contra el lavado de activos y la evasión fiscal, la Superintendencia de Bancos de República Dominicana afirmó que trabaja para fortalecer las disposiciones existentes en materia de prevención de lavado de activos y financiamiento al terrorismo.

[quote_box_center]Indicó que como organismo supervisor de las entidades de intermediación financiera y cambiaria, y como miembro del Comité Nacional de Lavado de Activos, brinda apoyo a instituciones relacionadas y toma acciones en aras de fortalecer las normativas en materia de prevención, supervisión y cumplimiento de la Ley Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA).[/quote_box_center]

Así como el cumplimiento de los requisitos y registros de información, aplicación de sanciones, aplicación de controles y remisión de alerta a las entidades de intermediación financiera y cambiaria.

[quote_box_center]Ayer el Gobierno de los Estados Unidos anunció un nuevo paquete de medidas para luchar contra el lavado de dinero, la evasión fiscal y la corrupción y para fortalecer la transparencia financiera, a raíz del escándalo internacional desatado por la publicación de la filtración conocida como los Papeles de Panamá.[/quote_box_center]

Mediante un comunicado, el gabinete que dirige Barack Obama informó de las decisiones tomadas, que van desde medidas ejecutivas destinadas a cubrir vacíos legales en los que se amparan los evasores fiscales hasta propuestas legislativas que se mandarán al Congreso para obligar a las empresas a identificar a sus propietarios “reales”.

Entre las medidas más destacadas está la que exige a las instituciones financieras de EEUU identificar y verificar a los auténticos propietarios de las empresas con las que hagan negocios, o sea, aquellos que poseen, controlan y se llevan los beneficios.

[quote_box_center]Bajo la nueva norma, los bancos y agentes de bolsa deberán identificar a quienes posean un 25 % o más de la empresa con la que están haciendo negocios.[/quote_box_center]

Con ello, también se pretende, entre otras cosas, que criminales o terroristas utilicen empresas anónimas para mover dinero sin que éste sea detectado.

Esto implica, por ejemplo, que cuando una compañía inscrita en un paraíso fiscal u “offshore” trate de abrir una cuenta en un banco de EEUU, será la propia institución financiera la que deba averiguar quién está realmente detrás de esa empresa.

Comenta con tu Facebook

commentarios