Berlín, may 7 (SF).- La divulgación de datos financieros de la firma panameña Mossack Fonseca sobre personajes poderosos y ricos de todo el mundo, tras una investigación periodística global bautizada por sus autores como Panama Papers, nació de una filtración recibida a principios de 2015 por el diario alemán Süddeutsche Zeitung ( SZ).

[quote_box_center]En un manifiesto de 1.800 palabras publicado en el sitio web de SZ, la fuente, que no da su nombre pero se identifica con la expresión «John Doe», alabó a otros que han filtrado documentos confidenciales, como Edward Snowden, quien reveló detalles del programa de vigilancia masiva de Estados Unidos.[/quote_box_center]

«Por sus revelaciones sobre la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés), él merece una bienvenida de héroe y un premio importante, no el exilio», escribió la fuente.

[quote_box_center]El informante, quien contactó al diario un año atrás con la oferta de documentos internos encriptados de Mossack Fonseca, negó ser un espía pero afirmó que había reconocido la «proporción de las injusticias» en su contenido.[/quote_box_center]

La fuente de esas revelaciones prometió su «cooperación» para los «miles de procesos» que podrían derivar del escándalo. A condición, precisa, de que a los denunciantes se les garantice «la inmunidad contra las represalias gubernamentales».

[quote_box_center]»La próxima revolución será digital. O quizá ya haya comenzado», asegura en su extenso «manifiesto» redactado en inglés, considerando que el «acceso a la información», muy desigual pese a la revolución de Internet, es la clave de un sistema capitalista «que se va acercando a la esclavitud económica».[/quote_box_center]

Su decisión de entregar gratuitamente a un centenar de medios cerca de 11,5 millones de documentos del gabinete de abogados panameño Mossack Fonseca es «personal», pues se dio cuenta «de la amplitud de las injusticias» que los archivos describen, explica.

[quote_box_center]»Yo no trabajo ni nunca he trabajado para un gobierno o una agencia de inteligencia, ni directamente ni como asesor», precisa, sin dar ningún detalle sobre su nacionalidad, su identidad o sus funciones.[/quote_box_center]

El autor acusa a Mossack Fonseca de utilizar «su influencia para escribir y torcer las leyes en todo el mundo en favor de intereses criminales durante varias décadas», protegiendo a través de sociedades pantalla legales «un amplio abanico de crímenes que van más allá de la evasión fiscal».

[quote_box_center]Los documentos cubren un período de casi 40 años, desde 1977 hasta diciembre pasado y mostrarían que algunas compañías con domicilio en paraísos fiscales eran usadas para supuestos acuerdos de lavado de dinero, armas y drogas, además de para evadir impuestos.[/quote_box_center]

Reuters no pudo verificar de manera independiente si la fuente era la misma persona que filtró los documentos. Se desconoce su identidad y género.

Comenta con tu Facebook

commentarios