Santo Domingo, may 5 (SF).- Tras cumplir una pena de 20 años, por complicidad en el asesinato del niño José Rafael Llenas Aybar, Juan Manuel Moliné Rodríguez saldrá en libertad de la cárcel de Najayo y podrá regresar al seno de su familia, que no lo desamparó desde que ocurrió el crimen en el año 1996.

[quote_box_center]La decisión emitida por el juez de la Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Willys Jesús Muñoz, será llevada al Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo-Hombres, donde se ejecutará la orden de libertad de Moliné Rodríguez, al cumplirse la totalidad de la sentencia que le fue impuesta.[/quote_box_center]

El asesinato del que Moliné fue cómplice y a pesar de que ya han transcurrido dos décadas, de aquel mes de mayo de 1996 cuando el cuerpo del jovencito de sólo 12 años de edad fue encontrado en el Arroyo Lebrón con 34 puñaladas, el pueblo dominicano aún recuerda con tristeza ese trágico suceso, en el cual se vio envuelta incluso la familia de una diplomática argentina.

[quote_box_center]Frente a este hecho, el abogado José Perdomo, quien fungió en primera instancia como defensor del también condenado, Mario José Redondo Llenas, destacó que en este caso no se ha dicho toda la verdad. [/quote_box_center]

Además destacó que lo más correcto en este proceso, luego de cumplida la pena, es que Moliné Rodríguez recupere su libertad y tenga una vida normal.

El entonces juez de la Sexta Cámara Penal del Distrito Nacional, Julio César Canó Alfau, condenó a Moliné Rodríguez, junto a Mario José Redondo Llenas, quien fue sentenciado a 30 años de prisión por la muerte de su primo Llenas Aybar, de 11 años de edad, un preadolescente que entonces sonreía a la vida. La sentencia fue dictada el 28 de mayo de 1998.

[quote_box_center]En torno al caso, el tribunal ordenó en esa ocasión desglosar el expediente en cuanto a los acusados Luis Palma de la Calzada y Martín Luis Palma Meccía, esposo e hijo de la exembajadora de Argentina en el país, Teresa Meccía de Palma.[/quote_box_center]

Gran parte de la sociedad dominicana está a la expectativa de la salida de prisión de Moliné Rodríguez, que cierra este capítulo de un caso que muchos consideran, especialmente los dolientes, jamás será olvidado.

Comenta con tu Facebook

commentarios