Madrid, may 3 (SF).- El rey Felipe VI disolvió hoy el Parlamento de España y convocó nuevas elecciones ante la falta de acuerdo para formar Gobierno, con lo que se abre de nuevo la carrera electoral para los partidos políticos, que aspiran a mejorar los últimos resultados.

[quote_box_center]El decreto se publicará en las próximas horas en el Boletín Oficial del Estado (BOE), informaron fuentes de la Casa del Rey.[/quote_box_center]

Aunque todavía no ha comenzado oficialmente la campaña para los próximos comicios, que se celebrarán el próximo 26 de junio, los principales partidos ya han puesto en marcha su «maquinaria electoral», con los tradicionales reproches a sus adversarios.

[quote_box_center]Hasta ahora las encuestas indican que los resultados de las próximas elecciones serían muy parecidos a los del pasado 20 de diciembre, cuando ningún partido consiguió mayoría suficiente para gobernar.[/quote_box_center]

En esos comicios, el Partido Popular (PP, centroderecha) obtuvo 123 escaños, los socialistas (PSOE) 90, seguidos de dos nuevos partidos en el escenario político nacional: Podemos (izquierda), con 69 escaños, y Ciudadanos (liberales), con 40.

[quote_box_center]»Es la primera vez que se produce este hecho en la época democrática, porque no hemos sabido cumplir el mandato ciudadano de llegar a un acuerdo de mayoría suficiente para formar un gobierno», lamentó el presidente del Congreso, Patxi López, en una breve comparecencia.[/quote_box_center]

En las elecciones del 20 de diciembre, el PP del jefe de gobierno desde 2011, Mariano Rajoy, ganó los comicios, pero pasando de 186 escaños a 123. Su gran rival, el PSOE, obtuvo el peor resultado de su historia con 90 diputados, contra 110 en 2011.

[quote_box_center]Justo detrás de él emergieron dos nuevas formaciones: Podemos, de izquierda radical, que obtuvo 65 diputados junto a varios aliados, y Ciudadanos (centroderecha), que logró 40 escaños.[/quote_box_center]

Sin apoyo de ningún otro partido, Rajoy rechazó el encargo del rey Felipe VI de intentar formar un ejecutivo. El PSOE, que tomó la encomienda, lo intentó pero fracasó. Su líder, Pedro Sánchez, consiguió un acuerdo insuficiente con el centroderechista Ciudadanos en el que no pudieron incluir a Podemos.

Comenta con tu Facebook

commentarios