Ohio, abr 22 (SF).- Todas las víctimas pertenecen a la familia Rhoden y murieron de un tiro en la cabeza, algunos mientras dormían, según explicó en rueda de prensa el fiscal general de estado, Mike DeWine.

[quote_box_center]Ninguno de los muertos cometió suicidio y no se ha arrestado a ninguna persona, por lo que las autoridades consideran que el autor o autores del tiroteo huyeron posiblemente armados y representan un peligro para la comunidad y, sobre todo, para el resto de miembros de la familia.[/quote_box_center]

Los únicos supervivientes del tiroteo fueron tres niños de 4 días, seis meses y tres años respectivamente, informó el sheriff del condado, Charles Reader.

Agentes de distintos cuerpos de seguridad trabajan desde primera hora de la mañana primero en tres escenarios y después en un cuarto, todos situados en un rango de 48 kilómetros (30 millas).

[quote_box_center]»Algunas de las muertes ocurrieron durante la noche porque algunas víctimas estaban en la cama. A una madre la mataron con su hijo al lado», relató, visiblemente horrorizado, el fiscal general.[/quote_box_center]

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que habían muerto niños en el suceso, el sheriff aclaró que solo una de las víctimas es menor y tiene 16 años.

Comenta con tu Facebook

commentarios