Washington, abr 22 (SF).- El director del FBI, James Comey, dijo durante un evento en Londres que la agencia pagó más de un millón de dólares para lograr accesar a la información contenida en un iPhone bloqueado que fue utilizado por uno de los responsables de la masacre ocurrida el año pasado en San Bernardino, California.

[quote_box_center]No proporcionó una cifra precisa, pero dijo que fue «seguramente más de lo que ganaré en lo que resta de este empleo, que es siete años y cuatro meses». Agregó que pensaba que el pago «valió la pena».[/quote_box_center]

El Departamento de Justicia reveló el mes pasado que una entidad externa al gobierno se había acercado a éste con un método que podía ser utilizado para ingresar a la información del teléfono utilizado por Syed Farook, quien junto con su esposa mató a 14 personas en diciembre del 2015 antes de morir en un enfrentamiento con la policía.

[quote_box_center]La revelación ocurrió después que un magistrado federal ordenó a Apple Inc. que ayudara al FBI a desbloquear el sistema de seguridad del teléfono. El FBI había dicho que quería tener acceso al teléfono como parte de su investigación sobre los ataques.[/quote_box_center]

Funcionarios federales dijeron que el método ofrecido por el tercero fue exitoso, aunque no han revelado públicamente qué implicaba.

Comenta con tu Facebook

commentarios