Santo Domingo, abr 22 (SF).- El juzgado de atención permanente de la fiscalía de santo domingo, aplazó para este jueves a las seis de la tarde la medida de coerción del hombre que estranguló a su hija de doce años.

[quote_box_center]Se trata de Luis Miguel Fernández quien residía en Invivienda con su hija Esther Gabriela Fernández de 12 años. Según la versión que explica el padre, es que la niña llego a su casa a la 1 de la mañana diciendo que una amiga estaba embarazada.[/quote_box_center]

El padre aseguró que la discusión inició porque él le estaba llamando la atención por llegar a esa hora y que las cosas salieron de control. Asegura que está arrepentido y que en ningún momento quiso que las cosas llegaran a ese punto.

[quote_box_center]Sin embargo el abogado del imputado, dijo que la niña murió a causa de asfixia, pero no fue un acto provocado por el padre, sino que la niña tenía asma y al momento de los forcejeos en medio de la pelea, el padre cayó encima de su hija y le provocó que la situación se agravara a tal punto de perder la vida.[/quote_box_center]

Por otra parte, la madre Enilda Patricia Rosario, tiene una versión distinta. Definió a su ex pareja y padre de la niña como un hombre violento, que estuvo una vez en la cárcel.

Aseguró que el imputado pudo haber abusado físico y sexualmente de la menor. Dijo que ella siempre quiso vivir con su hija, pero que su situación económica era muy complicada para poder llevársela a vivir con ella.

Comenta con tu Facebook

commentarios