Agencias, abr 21 (SF).- Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos incautaron siete toneladas de marihuana y una de cocaína, que habían sido introducidas a través de un túnel subterráneo en la frontera con México.

[quote_box_center]El túnel, que nace en una casa en Tijuana y desemboca en una zona industrial de San Diego, al otro lado de la frontera, mide unos 800 metros y su recorrido tiene forma de zigzag.[/quote_box_center]

Equipado con luces, sistema de ventilación, rieles y elevadores en un ancho de apenas un metro,el túnel estaba escondido en el ropero en una casa, del lado mexicano, y bajo un contenedor de basura, en el lote del lado estadounidense.

[quote_box_center]»Creemos que es el túnel más largo relacionado con el tráfico de cocaína descubierto en la frontera entre California y México», reiteró la fiscal del distrito sur de California, Laura E. Duffy.[/quote_box_center]

La investigación duró siete meses y partió de una inspección realizada por una Patrulla Fronteriza, que detectó actividades sospechosas, tales como entrar y salir en el medio de la noche, en del lote en San Diego. Además de la droga capturada, seis personas fueron detenidas.

Los túneles para cruzar droga son un método recurrente utilizado por los carteles, especialmente entre las ciudades de Tijuana y San Diego, pegadas a cada lado de la frontera. En las semanas recientes se localizaron tres, y más de 75 fueron descubiertos en los últimos cinco años. Pero el de ayer, utilizado también para traficar cocaína, es el más largo que se haya encontrado hasta ahora.

Comenta con tu Facebook

commentarios