Cortesía: RTVE

Ecuador, abr 19 (SF).- La cifra de muertos por el potente terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter ha cobrado la vida de al menos 413 personas en Ecuador, según informó el Gobierno. El fuerte movimiento sísmico fue el mayor registrado desde 1979.

[quote_box_center]Decenas de rescatistas en Ecuador buscaban el lunes sobrevivientes del terremoto de 7,8 grados que azotó la costa del país, donde el sábado se decretó estado de excepción y más de 6 provincias en emergencia.[/quote_box_center]

En las zonas más afectadas se registran construcciones y caminos destruidos, así como cortes del servicio de electricidad.

Durante la jornada del lunes, el presidente Rafael Correa recorría las zonas afectadas en la provincia de Manabí.

[quote_box_center]»Tememos que (la cifra de fallecidos) suba más», dijo el mandatario a Reuters mientras caminaba por la zona ante los ruegos imploratorios de los damnificados que le pedían agua.[/quote_box_center]

A unos 181 kilómetros al norte de Portoviejo, en la devastada localidad de Pedernales, se instalaron carpas en el incólume estadio para recibir cadáveres, tratar a los heridos y distribuir agua, alimentos y mantas a los sobrevivientes.

[quote_box_center]El alcalde dijo el lunes que en esa localidad la cifra de fallecidos ya superaba los 130 y que el 70 % de sus edificaciones se encontraban en ruinas.[/quote_box_center]

En diversos puntos de Quito, Guayaquil y otras ciudades, miles llegaban con bolsas de comida, ropa y botellas de agua a los puntos habilitados para recibir donaciones.

Durante su recorrido por las arruinadas calles de Portoviejo, Correa dijo, sin animarse a dar una cifra exacta, que la reconstrucción costaría miles de millones de dólares y que su impacto en el PIB podría ser significativo.

«Aún estamos estimando (el impacto del terremoto en el Producto Interno Bruto)», dijo Correa. «Pero podría ser enorme».

[quote_box_center]Más de 330 réplicas han sacudido al país de 16 millones de habitantes, algunos de los cuales se apiñaban en las calles, preocupados por el derrumbe de sus ya agrietados hogares.[/quote_box_center]

Unos 14.000 efectivos de seguridad fueron enviados a mantener el orden en Ecuador, pero no pudieron hacer nada para impedir que hombres armados desvalijaran dos camiones que partieron el lunes de Guayaquil hacia Pedernales con víveres.

[quote_box_center]Unos 600 millones de dólares en líneas de crédito de contingencia con organismos multilaterales estaban disponibles para atender la emergencia, dijeron autoridades, explicando que del total, 160 millones de dólares deberían llegar esta semana.[/quote_box_center]

Se estaban estableciendo fondos locales de ayuda y Venezuela, Chile y México enviaron personal y suministros. Unos 400 rescatistas de distintos países latinoamericanos llegaron a Ecuador junto con especialistas en desastres de España y Suiza.

Comenta con tu Facebook

commentarios