Brasilia, abr 19 (SF).- La mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, dijo que cree «que hay un componente fuerte» de machismo detrás del proceso que la puede llevar a perder el cargo y aseguró que «este no pasaría si el presidente fuera un hombre».

[quote_box_center]En una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, Rousseff afirmó que en el trámite para un juicio político percibe «varios tipos de violencia» y aseguró que «hay mezclado también un alto grado de prejuicios» que vinculó a su condición de mujer.[/quote_box_center]

«Creo que hay un componente fuerte» de machismo, indicó la jefa de Estado, quien citó reportajes aparecidos en la prensa local que calificó de «misóginos» y ofensivos con las mujeres.

[quote_box_center]»Han dicho que estoy nerviosa, histérica, desequilibrada y hasta han insinuado que soy autista», apuntó la presidenta, quien aseguró que esos calificativos no habrían sido usados con un hombre.[/quote_box_center]

«No soy de desesperarme. Tengo capacidad de lucha. Soporté la dictadura y la tortura. Pero lamento profundamente el alto grado de prejuicios contra las mujeres», declaró.

La presidenta brasileña afirmó que el juicio en el Congreso con que la oposición intenta despojarla de su mandato generará aún mayor inestabilidad política en Brasil e impedirá la recuperación económica por tratarse de una ruptura constitucional.

[quote_box_center]»Necesitamos entender que ese proceso no va a traer estabilidad política al país porque rompe la base de la democracia. Se trata de un golpe», afirmó la jefe de Estado en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros.[/quote_box_center]

Dilma Rousseff reiteró que se siente víctima de una gran injusticia debido a que el juicio político en su contra no tiene base legal.

[quote_box_center]»No hay la menor base legal para ese proceso. No tengo ningún problema en lo que se refiere a irregularidades. Soy una persona contra la que no hay ningún proceso de corrupción o pruebas de cualquier tipo de irregularidad con dolor y mala fe», dijo.[/quote_box_center]

Agregó que todo se trata de una gran injusticia porque está pasando por un proceso de «medias verdades» ya que los opositores alegan que el impeachment está previsto en la Constitución pero no dicen que el proceso exige una base legal que en su caso no existe.

Comenta con tu Facebook

commentarios