Kabul, abr 19 (SF).- Al menos 28 personas murieron y centenares resultaron heridas por la explosión de un coche bomba seguida de un intenso tiroteo este martes en Kabul, en el primer ataque de los talibanes en la capital afgana desde el inicio de su «ofensiva de primavera».

[quote_box_center]La explosión tuvo lugar a las 8.55, hora local (4.25 GMT), en una zona de seguridad en el centro de Kabul, cerca del Ministerio de Defensa y otros edificios gubernamentales, según ha informado el jefe del Departamento de Emergencias del Ministerio de Interior afgano, Homayoon Aini. Según Aini, el objetivo del ataque eran unas oficinas relacionadas con el servicio de inteligencia afgano, el Directorio Nacional de Seguridad de Afganistán (NDS, siglas en inglés).[/quote_box_center]

El ministro del Interior, Sediq Siddiqi, dijo a los periodistas que «cientos de kilogramos de explosivos» fueron colocados en el vehículo. Agregó que se están llevando a cabo investigaciones para determinar el número de atacantes, pero admitió lapsos de seguridad llevaron al mortal ataque.

[quote_box_center]El presidente afgano, Ashraf Ghani, condenó el ataque en los “términos más fuertes posibles” y dijo que mucha gente fue muerta o herida. Agregó que el ataque “claramente muestra la derrota del enemigo en una batalla frente a frente” con fuerzas de seguridad afganas.[/quote_box_center]

El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, en una declaración enviada a los periodistas, se atribuyó responsabilidad por el ataque que estuvo dirigido a la agencia de inteligencia a la que calificó como “uno de los brutales e inhumanos órganos” del gobierno de Kabul.

El ataque suicida tuvo lugar cuando insurgentes del Talibán han intensificado sus ataques en más de 15 provincias afganas como parte de su ofensiva anual de primavera.

Comenta con tu Facebook

commentarios