Oklahoma, abri 15 (SF).- Ginger Maxville es empleada de las escuelas públicas de Mannford, Oklahoma, en Estados Unidos. Hace unos días, mientras conducía el autobús escolar fue protagonista de un hecho en el que queda como una heroína.

[pull_quote_center]La rápida reacción de la conductora de bus le salvó la vida a un niño que se había atragantado con una moneda. Su intervención fue registrada por la cámara de seguridad del bus y luego compartida en YouTube.[/pull_quote_center]

Cuando se acercaba al final de su ruta, solo algunos niños permanecían en el autobús. En la grabación de YouTube se observa cómo de pronto un niño empezó a toser y a hacer ademanes desesperados. Ginger Maxville detuvo el bus pensando que el niño estaba haciendo travesuras y berrinches.

[pull_quote_center]La hermana del pequeño, le dijo que este se había atragantado con una moneda. Afortunadamente, Ginger Maxville había aprendido 17 años atrás técnicas básicas de reanimación, como la maniobra de Heimlich, usada cuando alguien se atraganta con algún objeto que le corta la respiración.[/pull_quote_center]

https://youtu.be/yxuQfiJ_ZSg

Comenta con tu Facebook

commentarios