Brasilia, abr 15 (SF).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva aseguró hoy que la comunidad internacional «ya percibió» que el proceso que busca la destitución de la mandataria Dilma Rousseff «no pasa de un golpe».

[quote_box_center]En un vídeo publicado en el canal de Youtube del Instituto Lula, el ex jefe de Estado dijo que «no se puede jugar con la democracia» y pidió a los diputados, que esta mañana iniciaron la primera de las tres sesiones en que decidirá si el trámite para un juicio contra Rousseff llega al Senado, que piensen «con mucha serenidad».[/quote_box_center]

«Una cosa es diverger del Gobierno, criticar los errores y reclamar más diálogo y participación (…) Otra cosa es embarcar en aventuras, creyendo en el canto de sirena de quienes se sientan en la silla antes de hora», señaló.

[quote_box_center]El expresidente remarcó que «quien traiciona un compromiso sellado en las urnas no sustentará acuerdos hechos en las sombras», ya que, en su opinión, «nadie conseguirá gobernar un país de 200 millones de habitantes, una de las mayores economías del mundo, si no tiene la legitimidad del voto popular».[/quote_box_center]

Lula insistió en que «derrumbar un Gobierno electo democráticamente sin que haya un delito de responsabilidad», que la Constitución brasileña recoge como uno de los motivos para la destitución de un mandatario, «no arreglará nada» sino que, por el contrario, «sólo agravará la crisis» que atraviesa el país.

Comenta con tu Facebook

commentarios