Buenos Aires, abr 15 (SF).- La expresidenta argentina Cristina Fernández presentó ayer un pedido de juicio con fines de destitución para el juez Claudio Bonadio, que investiga presuntas irregularidades en el Banco Central y que obligó a la exmandataria a presentarse en los tribunales, según confirmaron fuentes judiciales.

[quote_box_center]En su presentación ante el Consejo de la Magistratura, la expresidenta formalizó sus denuncias contra Bonadío para que se le investigue por mal desempeño de funciones, y solicitó que se abra un juicio político en su contra.[/quote_box_center]

Fernández acusa a Bonadío de prevaricato, es decir, de dictar resoluciones contrarias a la ley o basadas en hechos falsos.

El Consejo de la Magistratura es un órgano administrativo del Poder Judicial que participa de la selección de los jueces, supervisa su actividad y se ocupa de enjuiciar a los magistrados.

[quote_box_center]Cristina Fernández debió presentarse el miércoles ente el juzgado que conduce Bonadio, quien la citó a prestar declaración indagatoria en el marco de una causa que investiga presuntas irregularidades en la celebración de contratos de futuros de dólar por parte del Banco Central durante el último tramo de su Gobierno (2007-2015).[/quote_box_center]

El documento que la expresidenta publicó en su página de Facebook acusa al juez de perseguirla políticamente.

[quote_box_center]El magistrado citó a Fernández a declarar en la causa en la que imputó al expresidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, por una serie de operaciones de venta de dólares a futuro, efectuadas en los últimos meses de la administración.[/quote_box_center]

Bonadío, el polémico juez argentino que podría condenar a la expresidenta Kirchner
En el marco de la causa, Bonadío había afirmado que la venta de dólar a futuro es un hecho «irregular, ilegal e ilegitimo» que pretendía «mantener forzadamente bajo el valor de la moneda estadounidense en el mercado» durante la gestión del Gobierno anterior «a sabiendas de que los vencimientos de los contratos operarían durante la siguiente administración (…) y a despecho de los evidentes perjuicios que estas operaciones provocarían a futuro».

[quote_box_center]El proceso en manos de Bonadío se inició por una denuncia de los diputados del bloque oficialista Cambiemos, Mario Negri y Federico Pinedo, que acusaron en octubre a la plana mayor del Banco Central de «defraudación por infidelidad» contra la administración pública.[/quote_box_center]

El Consejo de la Magistratura sancionó en 2014 a Bonadío con la retención del 30 por ciento de su sueldo por supuestamente ralentizar dos causas de los años 90. Aquella sanción fue luego revertida por la Corte Suprema de Justicia.

[pull_quote_center]El juez fue apartado en julio de 2015 de otra causa contra la entonces presidenta, en ese caso por el supuesto lavado de dinero en la empresa hotelera familiar Hotesur.[/pull_quote_center]

En esa ocasión, Bonadío fue acusado de designar peritos para colaborar en la investigación sin precisar el objeto de su intervención y sin permitir que la defensa participara en la elección de expertos.

Comenta con tu Facebook

commentarios