Berlín, abr 6 (SF).- Un juguete sexual abandonado en una papelera desató el pánico en Alemania, después de que los empleados de una sala de juegos llamaran a la policía alertados por el extraño sonido que emitía el vibrador.

[quote_box_center]La policía informó este miércoles que en la noche del martes las autoridades desalojaron una sala de juegos en la que había 90 personas y cerraron las calles adyacentes después de que los empleados llamaran a los agentes.[/quote_box_center]

[quote_box_center]Tres expertos en explosivos de la Oficina de Investigación Criminal del estado de Sajonia-Anhalt (este) se desplazaron al lugar y tras descartar la presencia de una bomba descubrieron que las vibraciones provenían de un anillo de pene.[/quote_box_center]

«En este tipo de situaciones, hay consignas muy claras sobre la intervención policial y los medios a utilizar», dijo un portavoz de la policía local.

Comenta con tu Facebook

commentarios