Rusia, abr 5 (SF).- El multimillonario Dimitri Rybolovlev, propietario del club de fútbol AS Monaco, entró en el 2008 en un proceso de divorcio con su esposa Elena. El matrimonio había durado 20 años y tuvo dos hijos. La división de bienes acumulados durante el enlace fue una batalla mediática.

[quote_box_center]Según los documentos filtrados, el bufete panameño Mossack Fonseca ayudó a Dimitri Rybolovlev a crear una compañía en las Islas Vírgenes que de pronto comenzó a tener un enorme capital en cuadros de Picasso, Van Gogh y Monet, además de muebles antiguos. Todos tasados en más de US$650 millones.[/quote_box_center]

En los documentos se revela cómo se trasladaron estas piezas de su residencia en Suiza a Londres y Singapur para evitar que Elena se las llevara.

[quote_box_center]»Durante décadas, esposos (casi siempre hombres y parte del 1%) han solicitado a Mossack Fonseca ayuda para proteger activos de futuras ex, según los archivos. Y Mossack Fonseca ha aceptado sin dudarlo mucho», detalla la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).[/quote_box_center]

Finalmente, en el 2014 la justicia de Suiza determinó que Dimitri Rybolovlev debía indemnizar a su esposa con US$4.500 millones, cifra que lo convirtió en el divorcio más caro de la historia. Sin embargo, el ruso apeló el fallo y un año después se falló que debía pagar US$600 millones.

Comenta con tu Facebook

commentarios