Brasil, abr 5 (SF).- El abogado general del Estado de Brasil, José Eduardo Cardozo, presentó los argumentos de defensa de la presidenta Dilma Rousseff ante una comisión especial del Congreso que analiza si la mandataria será sometida a un juicio político que conllevaría a su destitución por presunto maquillaje de cuentas públicas de su gestión en el 2014.

[quote_box_center]Cardozo hizo una larga exposición en la que puntualizó que, según la Constitución brasileña, un mandatario sólo puede ser destituido si existe un llamado «delito de responsabilidad» y sostuvo que no es el caso.[/quote_box_center]

La oposición acusa a Rousseff de incurrir en maniobras contables para maquillar los resultados del Gobierno en 2014 y 2015, modificar los presupuestos mediante decretos y acumular deudas y contratar créditos con la banca pública, pese a que la legislación lo prohíbe.

[quote_box_center]Sin embargo, según Cardozo, ninguna de esas hipótesis constituye un «delito de responsabilidad», que consideró «muy bien tipificado» en la Constitución.[/quote_box_center]

«Un delito de responsabilidad sólo es considerado cuando hay un atentado contra la Constitución, no la simple violación de una ley, y siempre que sea practicado por el propio mandatario y que además sea doloso», aseguró citando artículos de la Carta Magna.

[quote_box_center]»Fuera de esos presupuestos, cualquier proceso de impeachment (juicio político) es anticonstitucional y es ilegal», como «lo es este propio proceso», subrayó. [/quote_box_center]

Cardozo argumentó que las acusaciones presentadas por la oposición no suponen un “crimen de responsabilidad”, el cual es contemplado en la Constitución brasileña como única causal para un procedimiento de destitución.

Por otro lado, el letrado señaló que este proceso forma parte de una “venganza” planeada por el presidente de la Cámara de Diputados y opositor, Eduardo Cunha, puesto que el gobierno no lo apoyó para evitar un proceso en contra que se le abrió ante la Comisión de Ética de la Cámara por haber aceptado el pago de sobornos.

Comenta con tu Facebook

commentarios