Agencias, abr 4 (SF).- Un restaurante en la India puso en la calle una heladera con sobras para que los indigentes puedan comer. Su dueña Minu Pauline dice que se vio obligada a hacerlo para combatir dos problemas al mismo tiempo: el desperdicio de comida y el hambre entre los más necesitados.

[pull_quote_center]“Si seguía sin hacer nada entonces no iba a pasar nada”, reflexiona Minu, en declaraciones a The Independent.[/pull_quote_center]

El restaurante en cuestión se llama Pappadavada y queda en Kochi (Cochín), en el sur de India.

La heladera del tipo comercial con la puerta de vidrio está siempre abierta para que los clientes dejen allí comida que otras personas puedan luego tomar.

[quote_box_center]Minu Pauline, de 28 años, se vio obligada a actuar al ver a la gente buscando comida en los tachos de basura, especialmente una noche cuando vio a una mujer revisando bolsas con residuos. “Fue muy triste”, contó.[/quote_box_center]

La heladera, bautizada nanma maram (árbol de la bondad) comenzó como un lugar donde la gente necesitada podía tomar comida que el restaurante ya no utilizaba. Pero luego se convirtió en un “recipiente” comunitario, donde la gente de toda la ciudad se acerca para donar alimentos.

Comenta con tu Facebook

commentarios