Agencias, abr 4 (SF).- Las azafatas de Air France podrán negarse a trabajar en los vuelos París-Teherán para no tener que llevar velo a su llegada al país, indicó la compañía, que someterá este lunes la propuesta a sus sindicatos.

[quote_box_center]»Cualquier mujer afectada a un vuelo París-Teherán y que, por razones personales, no quiere llevar velo a la salida del avión será reasignada a otro destino y no estará obligada a realizar ese vuelo», dijo Gilles Gateau, responsable de recursos humanos de Air France, en declaraciones a la radio Europe 1.[/quote_box_center]

La reapertura de la línea aérea de Air France entre París y Teherán a partir del 17 de abril ha generado un conflicto laboral por una nota de la dirección de la aerolínea en la que señala a su personal femenino la obligación de cubrirse el pelo desde que pongan pie en Irán.

[quote_box_center]Una representante del sindicato de azafatas UNAC, entrevistada por la emisora France Info, señaló que su principal reivindicación es que, teniendo en cuenta esos imperativos, el personal que cubra esa línea lo haga de modo voluntario.[/quote_box_center]

La dirección ha señalado que las mujeres de la compañía tendrá que llevar pantalones y mangas amplias que cubran todo el cuerpo y cubrirse el pelo con un velo desde su salida del avión y hasta que lleguen a su hotel.

En caso de negarse a ese destino (están programados tres vuelos semanales París-Teherán gracias al levantamiento de las sanciones a Irán con el acuerdo nuclear), las azafatas se exponen a una sanción con efectos en su salario y en su expediente profesional.

[quote_box_center]El sindicato UNAC, que había manifestado su inquietud sobre esta cuestión a la ministra de los Derechos de las Mujeres, Laurance Rossignol, destacó que ella se hubiera puesto en contacto con su organización para conocer en detalle las «restricciones particulares» que se imponen a la tripulación femenina.[/quote_box_center]

El sindicato se mostró convencido de que, una vez informada, la ministra se contactará rápidamente con la dirección de recursos humanos de Air France para «sugerir una solución de sentido común que respete la sensibilidad» de todas las empleadas.

«La legislación iraní impone llevar un velo que cubra el pelo en los espacios públicos para las mujeres presentes en su territorio», recordó, antes de añadir que es una norma que no se aplica durante el vuelo y que respetan «todas las compañías aéreas».

Comenta con tu Facebook

commentarios