Brasilia, abr 02 (SF).- El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil aprobó una medida cautelar que le quita la investigación sobre el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva al magistrado de primera instancia Sergio Moro, a cargo del caso Petrobras.

[quote_box_center]Moro fue quien ordenó a principios de marzo que Lula fuera llevado forzadamente a declarar ante la policía y luego divulgó una polémica escucha telefónica entre el expresidente y su sucesora Dilma Rousseff, interpretada como una prueba de que su designación a un cargo ministerial buscaba alejarlo de la acción del juez de primera instancia.[/quote_box_center]

La decisión adoptada por el tribunal no está vinculada al impedimento legal que aún pesa sobre la asunción de Lula.

[quote_box_center]»Es importante que el poder judicial controle los procesos, que la fiscalía y las autoridades policiales se empeñen en investigar y castigar a los culpables, independientemente del cargo que ocupen, de su situación económica y del partido político al que pertenezcan. Pero para el STF es importante que todo sea hecho con un estricto seguimiento de la Constitución», dijo el juez Teori Zavascki a cargo del caso.[/quote_box_center]

«Los eventuales excesos se puedan cometer con la mejor de las intenciones (…) ya conocemos esta historia, ya vimos esa película: puede justamente generar el resultado contrario. No será la primera vez que por cometer ilegalidades durante las investigaciones, el STF y o el Superior Tribunal de Justicia anulen procedimientos penales», agregó.

Zavascki, que instruye la causa por el megafraude Petrobras en la Corte Suprema, ya había aceptado individualmente el pedido del gobierno, que de momento tracciona también las investigaciones sobre Lula a la máxima instancia, pero aún deberá ser definido donde continuarán las causas judiciales del expresidente, que no está protegido por fueros.

Comenta con tu Facebook

commentarios