Santo Domingo, mar 30 (SF).- El candidato a diputado nacional por Alianza País, Fidelio Despradel, denunció hoy que los tres últimos gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) han dilapidado más del 70% de los fondos de pensiones de los trabajadores y trabajadoras que cotizan en la Seguridad Social.

[quote_box_center]Despradel aseguró que en vez de asignar en el Presupuesto Nacional año por año los fondos a los que los compromete la ley el gobierno solo entrega una parte, contribuyendo a que la llamada deuda cuasi fiscal del Banco llegue hoy a la astronómica cifra de RD$400 mil millones.[/quote_box_center]

El dirigente político sostuvo que los gobiernos del PLD han inducido a los fondos de pensiones a adquirir certificados de deuda por más de RD$380 mil millones, poniendo en peligro los recursos acumulados por el esfuerzo de la clase trabajadora dominicana.

[quote_box_center]“Era al gobierno que le correspondía consignar en el Presupuesto, año tras año, hasta que se saldara la deuda del Banco Central con los ahorrantes redimidos en el año 2003-2004, las sumas correspondientes para que el Banco Central no tuviera que emitir más y más papeles, para esconder una irresponsabilidad del propio gobierno”, declaró el dirigente político en una rueda de prensa.[/quote_box_center]

“El gobierno ha gastado los fondos de pensiones en las peores prácticas del clientelismo; en pagar publicidad para seguir disfrutando del poder, para pagar centenares de miles de periodistas comprados (bocinas del gobierno como le dice la gente); para engrosar los fondos de las nominillas y todos los privilegios que tienen los que poseen una tarjeta de este partido que ha traicionado todos los principios de su ilustre fundador; y para pagar tarjetas de crédito de los funcionarios, que beben vino donde cada botella supera los 5,000 pesos y suculentas comidas en los más caros restaurantes del país”, indicó.

Para Despradel, los fondos de pensiones fueron establecidos por ley para que beneficiaran a los centenares de miles de trabajadores privados y estatales, principalmente jóvenes; profesionales liberales, técnicos, militares, funcionarios de rango bajo y medio de la administración pública para que pagando una cuota mensual, pudieran disfrutar, al final de una vida dedicada al trabajo, de un retiro decoroso.

Comenta con tu Facebook

commentarios