Washington, mar 22 (SF).- El precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en una entrevista que de ganar la Casa Blanca consideraría abrir uno de sus hoteles en Cuba (con ciertas condiciones) y aseguró aprovecharla por su «cierto potencial para los inversores».

[pull_quote_center]Las declaraciones del precandidato, ofrecidas a la cadena CNN, llegan a un día de haber comenzado la visita oficial del presidente norteamericano Barack Obama a Cuba.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]»Cuba tiene cierto potencial», indicó el magnate, aunque mencionó como un escollo que debería ajustarse «la tasa de interés del 49 %» y añadió que sería necesario establecer de forma clara cuáles serían las responsabilidades para evitar cualquier demanda por parte del Gobierno cubano.[/pull_quote_center]

En ese orden comentó que pasivos deben ser analizados para evitar procesos judiciales y consecuencias que traerá un acuerdo empresarial con el Gobierno de Raúl Castro.

[quote_box_center]El magnate ha sido de los nominados por la bancada republicana que se ha mostrado a favor de mantener el acercamiento diplomático con la mayor de las Antillas si llega a la presidencia.[/quote_box_center]

En el último debate, los senadores de origen cubano Marco Rubio (que ya abandonado la carrera) y Ted Cruz prometieron romper las relaciones con Cuba si llegan al poder, mientras el gobernador de Ohio, John Kasich, se limitó a indicar que acabaría con la política de EE.UU. de «tratar mejor a sus enemigos que a sus amigos».

La nota discordante la aportó Trump, quien dijo que no está «de acuerdo con el presidente Obama» sobre la política hacia Cuba, pero se encuentra «a medio camino» entre la posición del mandatario y el rechazo absoluto de sus rivales republicanos.

[pull_quote_center]»Creo que tiene que haber algo (que cambie la relación con Cuba). Después de 50 años, ya ha llegado la hora, amigos», sostuvo Trump.[/pull_quote_center]

El magnate defendió que hace falta «un acuerdo mucho mejor» que el que se alcanzó para restablecer las relaciones diplomáticas y avanzó que probablemente cerraría la embajada estadounidense en La Habana hasta que logre un nuevo pacto con Cuba.

[pull_quote_center]»Querría alcanzar un acuerdo fuerte y bueno, porque ahora mismo, todos los aspectos de este acuerdo favorecen a Cuba», argumentó.[/pull_quote_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios