Bruselas, mar 22 (SF).- Dos explosiones, al menos una de ellas causada por un suicida, sacudieron el aeropuerto de Bruselas y el metro de la capital belga el martes, provocando el cierre de la ciudad y elevando la seguridad en toda Europa.

[pull_quote_center]El grupo Estado Islámico se atribuyó los atentados, afirmando que sus agentes abrieron fuego en el aeropuerto y “varios de ellos” detonaron chalecos llenos de explosivos.[/pull_quote_center]

El mensaje colocado por la agencia de noticias de la agrupación, Amaq, dijo que otro suicida detonó sus explosivos en el metro.

El mensaje dijo que los atentados son en venganza por el apoyo de Bélgica a la coalición internacional que batalla contra el grupo extremista.

[quote_box_center]El alcalde de Bruselas Yvan Majeur dijo que son 20 los muertos y 106 los heridos en el ataque contra la estación de trenes Maelbeek, cercana a la sede de la Unión Europea. Anteriormente, otro funcionario belga había dicho que 11 personas murieron y 81 resultaron heridas en dos explosiones simultáneas en el aeropuerto de Bruselas. En total son 34 los muertos y unos 200 heridos, por las explosiones.[/quote_box_center]

En otras partes de la capital belga, expertos antibombas detonaron otros artefactos sospechosos: en la estación del metro Maelbeek y cerca de la Universidad de Bruselas. Las autoridades dijeron luego que no había explosivos allí.

[pull_quote_center]“Lo que temíamos ha sucedido”, dijo el primer ministro belga Charles Michel a los periodistas. “En estos momentos de tragedia, en este momento negro para nuestro país, hago un llamado a todos a permanecer en calma y también a demostrar solidaridad”.[/pull_quote_center]

Bélgica elevó su nivel de alerta a grado más alto, desvió trenes y autobuses con destino a la ciudad y ordenó a la población que se quedara donde estaba. Los aeropuertos de toda Europa reforzaron de inmediato su seguridad.

[pull_quote_center]“Estamos en guerra”, dijo el primer ministro de Francia, Manuel Valls, tras una reunión de urgencia convocada por el presidente francés, François Hollande. “En los últimos meses Europa ha sido objeto de actos de guerra”.[/pull_quote_center]

Para finales del día, las autoridades municipales declararon que la gente podía volver a las calles, y algunas estaciones del metro reabrían. Pero Peter Mertens, del centro de manejo de crisis de Bélgica, advirtió que la amenaza de más ataques “es muy real y muy seria”.

Responsables de seguridad en Europa llevaban semanas preparadas para un gran ataque, y advirtieron que el grupo extremista Estado Islámico estaba preparándose para actuar.

La detención el viernes de un sospechoso clave en los ataques del pasado noviembre en París, que dejaron 130 muertos, elevó esos temores, mientras los investigadores reconocían que hay más gente implicada en la trama de la que en un principio se creyó y que algunos siguen huidos.

Comenta con tu Facebook

commentarios