La Habana, mar 21 (SF).- El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó hoy que «el destino de Cuba no debe ser decidido por Estados Unidos o ningún otro país», aunque advirtió que su país seguirá reclamando el derecho del pueblo cubano a decidir su destino.

[pull_quote_center]»El futuro de Cuba lo tienen que decidir los cubanos y no por nadie más», aseveró Obama en una declaración a la prensa tras una reunión de más de dos horas con su homólogo cubano, Raúl Castro.[/pull_quote_center]

Obama saludó el «nuevo día» en las relaciones entre su país y Cuba, marcadas en el siglo XX por la hostilidad de la Guerra Fría.

[quote_box_center]Por su parte, el presidente de Cuba, Raúl Castro, planteó a Obama una nueva relación entre sus países que ya no se centre en las profundas diferencias que han mantenido durante décadas los dos países.[/quote_box_center]

Debemos «aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación, sino promover vínculos que privilegien al beneficio de ambos países y pueblos», dijo Castro al término de una reunión con Obama en La Habana.

[quote_box_center]»Ratifico que debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, que implica respetar y aceptar nuestras diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación», dijo Castro.[/quote_box_center]

“Parte de normalizar nuestras relaciones significa poder discutir directamente sobre nuestras diferencias y por eso estamos satisfechos con el diálogo sobre derechos humanos que iniciamos en el último año”, indicó Obama.

Comenta con tu Facebook

commentarios