La Paz, mar 17 (SF).- La empresaria Gabriela Zapata, expareja del presidente de Bolivia Evo Morales, fue acusada de presentar un certificado de nacimiento falso del supuesto hijo que ambos tuvieron en 2007, afirmó el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero.

El fiscal general, indicó en rueda de prensa que se pidió la documentación al hospital en el que supuestamente nació el bebé, pero no figura en los registros.

[pull_quote_center]“Yo estoy mostrando los documentos y este ‘certificado de nacido vivo’ es falso”, señaló Guerrero.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]»La señora Zapata nunca ha estado internada. Nunca nació el bebé en este hospital», dijo Guerrero, quien señaló que el certificado pertenece a otro niño nacido en 2006.[/pull_quote_center]

A fines de febrero, Zapata y sus abogados presentaron ante una jueza el certificado del nacimiento del hijo de Morales como una prueba de su existencia ante la insistencia del mandatario de que el menor había fallecido por enfermedad poco después de nacer.

En su momento, Morales dijo que ayudó a Zapata para el tratamiento médico del menor y que Zapata le informó de su muerte.

[pull_quote_center]Después afirmó que si realmente existía su hijo quería quedarse con él, por lo que presentó una demanda ante un juzgado de La Paz para que Zapata presente al niño.[/pull_quote_center]

Esa versión implica que el mandatario creyó sin más a Zapata cuando le dijo que el niño había muerto, pero no lo comprobó ni acudió al velatorio ni al entierro por lo que la oposición y parte de la sociedad boliviana acogieron esa versión con escepticismo.

[quote_box_center]El fiscal general indicó además que Zapata también falsificó su título de licenciatura de Derecho que alega obtuvo en la Universidad Mayor de San Andrés y que ha utilizado en el ámbito profesional.[/quote_box_center]

Zapata podría ser imputada ahora por falsedad material e ideológica, además de uso de instrumento falsificado y ejercicio ilegal de la profesión.

[quote_box_center]La fiscalía utilizará estas pruebas para ampliar los cargos contra Zapata, que se encuentra en prisión preventiva desde finales de febrero por delitos de enriquecimiento ilícito con daños al Estado y uso indebido de influencias.[/quote_box_center]

La relación de Morales y Zapata se conoció hace unas semanas, en medio de la campaña del referendo sobre la reelección del mandatario, quien reconoció que mantuvo ese noviazgo, aunque aseguró que no veía a la mujer desde 2007 y que el bebé había fallecido.

Hasta una semanas, Zapata era ejecutiva en Bolivia de la empresa china Camce, que en los últimos años suscribió al menos siete contratos con el Estado para construir por invitación directa, tras descartarse licitaciones, obras por 566 millones de dólares.

Comenta con tu Facebook

commentarios