Caracas, mar 15 (SF).- Las autoridades venezolanas hallaron 17 cadáveres que pertenecerían a un grupo de 28 mineros presuntamente masacrados en una zona remota de explotación de oro del sureste del país, fronteriza con Brasil.

[quote_box_center]Los cuerpos fueron hallados en una fosa en la localidad de Tumeremo (estado Bolívar), durante las labores de búsqueda de 28 mineros desaparecidos desde el 4 de marzo.[/quote_box_center]

La fiscal Luisa Ortega escribió en su cuenta de Twitter la noche de este lunes: “Hemos concluido la búsqueda de los desaparecidos en Tumeremo con el hallazgo de 17 cadáveres”.

[quote_box_center]Más temprano, la fiscal Ortega había reportado el hallazgo de los primeros cuatro cadáveres y la detención de una persona sospechosa de haber participado en los hechos.[/quote_box_center]

El pasado viernes, el Ministerio Público ya había logrado identificar a 16 de las 28 víctimas, mediante entrevistas con familiares y sobrevivientes que ahora se encuentran bajo régimen especial de protección.

Este lunes la fiscal aseguró que suman 18 las víctimas de las que tienen «identidad plena» y señaló que «hasta ahora tenemos casi la seguridad de que se trata de 21 personas» y no de 28, como se ha dicho desde la desaparición.

[quote_box_center]Los testigos aseguran que los mineros fueron asesinados a disparos en un yacimiento de oro cercano a la población de Tumeremo, en el sureño estado de Bolívar, por una o más bandas criminales que se disputan el control de las minas ilegales en la zona.[/quote_box_center]

El ministro de Interior, Gustavo González, dijo el viernes que el planificador de la presunta masacre era un ecuatoriano de nombre Jamilton Andrés Ulloa Suárez, alias «El Topo», quien, explicó, había recibido «entrenamiento militar de las Autodefensas Unidas de Colombia».

Según el ministro, el incidente se debió a la lucha por el «control territorial» de la explotación de oro en la zona.

Comenta con tu Facebook

commentarios