Teherán, mar 6 (SF).- El hombre más rico de Irán, el empresario Babak Zanjani, ha sido condenado a muerte por corrupción, lavado de dinero y fraude, anunciaron hoy las autoridades judiciales.

[quote_box_center]Zanjani fue detenido en diciembre de 2013, acusado de haber malversado 2.800 millones de dólares en transacciones petroleras, burlando las sanciones internacionales impuestas a Irán.[/quote_box_center]

Esta condena también incluyó a otros dos socios del multimillonario, encarcelado a finales de 2014 y que hasta ese momento era una de las figuras destacadas del mudo económico iraní.

[quote_box_center]Esta condena puso fin a un juicio que despertó gran interés nacional y que tuvo una inusual cobertura mediática para un proceso judicial en el país, que habitualmente se desarrollan en el más estricto silencio informativo.[/quote_box_center]

Zanyaní era el líder de un imperio empresarial con sede en Dubai valorado antes de su detención en unos 14.000 millones de dólares, que abarcaba sectores como la cosmética, los servicios financieros y bancarios, el turismo, las infraestructuras, los materiales de construcción, la tecnología de la información, supermercados, extracción petrolífera e intereses inmobiliarios.

[quote_box_center]El empresario además poseía su propio banco, varias aerolíneas, un equipo de fútbol (Rah Ahan), una estación de autobuses y una flota de taxis en Tayikistán, país en donde tenía gran parte de sus negocios.[/quote_box_center]

Zanjani podrá apelar este veredicto.

Este poderoso hombre de negocios de 41 años es dueño de varias empresas, incluyendo una aerolínea, que fueron incautadas.

Fue arrestado al día siguiente de la orden dada por el presidente moderado Hasan Rohani a su gobierno de luchar contra «la corrupción (…) en particular contra aquellos que sacaron provecho de las sanciones económicas» contra Irán.

[quote_box_center]Zanjani fue juzgado en un juicio público que duró varios meses, en el que explicó que bajo la presidencia de Mahmud Ahmadinejad, el ministerio del Petróleo le pidió ayuda para repatriar dinero del petróleo vendido en el extranjero.[/quote_box_center]

Para Teherán era difícil repatriar este dinero desde que en 2012 se endurecieron las sanciones internacionales en su contra debido a su controvertido programa nuclear.

Pero tras la entrada en vigor en enero del acuerdo nuclear firmado entre Irán y las grandes potencias, gran parte de las sanciones, sobre todo bancarias, fueron levantadas.

[quote_box_center]El Tesoro estadounidense puso a Zanjani en 2013 en su lista negra, acusado de dirigir una red para vender petróleo violando las sanciones contra Irán.[/quote_box_center]

La Unión Europea (UE) tomó también medidas contra este hombre de negocios en 2012.

Zanjani dirigía un conglomerado de 65 empresas que le permitían ganar unos 7.000 millones de dólares por año, según su página web.

Comenta con tu Facebook

commentarios