París, mar 5 (SF).- Un estudio publicado en la revista Cell Stem Cell, en base a observaciones en laboratorio reveló que el virus del Zika presente en América Latina ataca y destruye las células cerebrales humanas en desarrollo en el feto.

[quote_box_center]El estudio es la primera prueba experimental de un vínculo biológico entre el virus transmitido por un mosquito y el drástico incremento de casos de microcefalia, una severa malformación del cerebro y el cráneo en los recién nacidos.[/quote_box_center]

Sin embargo, los investigadores aclararon que su estudio, publicado en la revista Cell Stem Cell, no es una prueba de un vínculo causal directo entre el zika y la microcefalia, pero que sí identifica dónde generaría el mayor daño en fetos en desarrollo.

[quote_box_center]El virus transmitido por el mosquito Aedes Aegypti infecta un tipo de célula madre neuronal que forma la corteza cerebral, la capa externa del cerebro responsable de la capacidad intelectual y diversas funciones neurológicas, mostró el estudio.[/quote_box_center]

Los investigadores descubrieron que estas células, expuestas al virus en laboratorios, se infectaron en tres días, se convirtieron en «fábricas de virus» de réplicas virales y murieron más rápido de lo normal.

Hasta ahora, el vínculo comprobado era sólo circunstancial, explica Guo-li Ming, profesor de neurología de Instituto de Ingeniería Celular del Instituto Johns Hopkins (Maryland, este de Estados Unidos), que codirigió la investigación.

[quote_box_center]“Estudios en fetos y bebés con cerebro reducido y microcefalias en zonas afectadas por el virus del Zika hallaron anomalías en el córtex y virus en los tejidos fetales”, indica el estudio.[/quote_box_center]

[quote_box_center]“Nuestros resultados demuestran claramente que en pruebas de laboratorio el zika puede infectar directamente y con gran eficacia a las hNPCs”, concluye el estudio.[/quote_box_center]

[quote_box_center]“Resulta muy significativo que las células que forman el córtex son potencialmente vulnerables al virus”, agrega Ming.[/quote_box_center]

Los resultados, publicados en la revista Cell Stem Cell, pueden ayudar a identificar medicamentos capaces de proteger a esas células vulnerables o reducir las infecciones, una vez que se producen.

Por sí solo, el zika no es más peligroso que un resfrío o un caso de gripe. A veces no presenta síntoma alguno.

[quote_box_center]Sin embargo, se sospechaba desde el brote reciente que el virus que se extiende rápidamente y está presente en cuatro decenas de países según la Organización Mundial de la Salud (OMS), causaba microcefalia y otras complicaciones severas.[/quote_box_center]

Mark Schleiss, director de la división de enfermedades infecciosas e inmunología de la Universidad de Minnesota, describe la investigación como un “gran paso en la dirección apropiada”.

[quote_box_center]Sin embargo, quedan muchas interrogantes por resolver. Los resultados de laboratorio pueden por ejemplo no aplicarse por completo a los pacientes.[/quote_box_center]

“Este estudio es sólo un comienzo y se necesitarán muchos otros para comprender la relación entre el zika y la microcefalia”, advierte Amelia Pinto, profesora de microbiología molecular e inmunología de la Universidad Saint Louis.

Comenta con tu Facebook

commentarios