Washington, mar 4 (SF).- El secretario de Estado John Kerry canceló el viaje a Cuba el cual estaba pactado para las próximas semanas, antes de la histórica visita de Barack Obama a la isla, debido a diferencias con el gobierno de Cuba por la situación de los disidentes, según publicó este miércoles el diario estadounidense Los Angeles Times.

[quote_box_center]La causa de la cancelación serían las negociaciones abiertas que mantienen altos funcionarios estadounidenses y cubanos sobre con qué disidentes podría encontrarse durante su visita el jefe de la diplomacia estadounidense. Esto ocurre, además, en medio de una creciente preocupación en Washington sobre la situación de los derechos humanos en la isla caribeña gobernada por Raúl Castro.[/quote_box_center]

La cancelación del viaje de Kerry fue difundida un día después de que el secretario de Estado adjunto norteamericano, Anthony Blinken, condenara en Ginebra las detenciones de opositores al gobierno cubano.

[quote_box_center]El pasado 28 de febrero el Gobierno de EE.UU. había anunciado que Kerry viajaría “pronto” a Cuba para potenciar el diálogo sobre derechos humanos, en un momento de fuertes críticas republicanas sobre la represión en la isla. En una audiencia en el Congreso a fines de febrero, Kerry adelantó que viajaría a La Habana “en una semana o dos”, poco antes de la visita de Obama, prevista para el 21 y el 22 de marzo.[/quote_box_center]

En agosto el funcionario se convirtió en el primer secretario de Estado en visitar Cuba en 70 años, y advirtió que podría regresar a la isla «en una semana o dos, para tener un diálogo de derechos humanos».

[quote_box_center]El anuncio llegó poco después de que la Casa Blanca revelara que Obama viajará a Cuba los días 21 y 22 de marzo, y resultó sorprendente por el hecho de que Kerry decidiese asumir el liderazgo de un diálogo que hasta la fecha había encabezado uno de sus subordinados, el subsecretario de Estado Tom Malinowski.[/quote_box_center]

Obama tiene previsto viajar el próximo 21 de marzo junto a su esposa Michelle, en la primera visita de un presidente estadounidense a la isla en más de 80 años.

Comenta con tu Facebook

commentarios