Miami, mar 3 (SF)-. Google financia y recurre a la ayuda de especialistas para trabajar en el problema de la propagación del zika, como parte de un plan para concienciar sobre el virus y así prevenir su contagio y frenar su avance en América Latina y el Caribe.

[quote_box_center]La organización proporcionó a la Unicef un millón de dólares para ayudar a los voluntarios sobre el terreno, principalmente en Latinoamérica.[/quote_box_center]

[pull_quote_center]»La donación está destinada a la prevención de nuevas infecciones», dijo a Efe Florencia Bianco, gerente de Comunicaciones Corporativas para América Latina de Google.[/pull_quote_center]

Bianco agregó que «Unicef se encuentra trabajando en ese sentido a través de campañas educativas, movilización de agentes comunitarios en las zonas de mayor riesgo y acciones para disminuir la presencia del mosquito» Aedes aegypti, el transmisor del virus.

[pull_quote_center]Agregó que un equipo de ingenieros y científicos voluntarios de Google, está ayudando a Unicef a construir una plataforma para procesar los datos de diferentes fuentes a fin de detectar los futuros brotes.[/pull_quote_center]

Hoy día el zika está presente en América Central y del Sur, y comenzó a propagarse por Asia y Europa.

[pull_quote_center]Por ahora no existe una vacuna contra el virus, que resulta especialmente peligroso para las embarazadas, ya que se estima que puede provocar microcefalia en el feto.[/pull_quote_center]

Google lanzará además una campaña interna de recaudación de fondos, con el objetivo de proveer a Unicef y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de 500.000 dólares adicionales.

«Creemos que la tecnología puede jugar un papel importante en la solución de problemas. Por este motivo, cuando intervenimos en casos como éste, o como el ébola o la crisis de refugiados en Europa, intentamos identificar qué puede aportar Google como empresa tecnológica más allá de una contribución económica», subrayó Bianco.

Comenta con tu Facebook

commentarios