Agencias, mar 2 (SF).- Un nuevo estudio en torno a la muy publicitada «pequeña píldora rosa» para mujeres con bajo deseo sexual dice que el medicamento no funciona muy bien, pues al parecer, causa una gran cantidad de efectos secundarios y no consigue aumentar mucho la pasión en la vida de una mujer, sugiere una nueva revisión. El medicamento, Addyi, o flibanserina, ha estado en el mercado desde octubre.

[quote_box_center]Addyi (flibanserina) cuadruplica el riesgo de mareos y somnolencia, aumenta en más del doble las probabilidades de sufrir náuseas y aumenta el riesgo de fatiga en más de la mitad, según el análisis.[/quote_box_center]

Y todos estos problemas para que una mujer que tome Addyi pueda esperar aumentar, en promedio, la mitad de un evento sexual satisfactorio al mes, según el informe. El estudio aparece en la edición en línea del 29 de febrero de la revista JAMA Internal Medicine.

[quote_box_center]»Hallamos que las mujeres tuvieron, en promedio, 2.5 eventos satisfactorios al mes antes de entrar en el estudio, y la flibanserina añadió 0.5 eventos sexuales satisfactorios al mes», dijo la autora principal del estudio, Ellen Laan, profesora de sexología y ginecología psicosomática en la Universidad de Ámsterdam, en Holanda.[/quote_box_center]

Los efectos secundarios son preocupantes, dijo la Dra. Mamta Mamik, profesora asistente de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

«El artículo es bastante abarcador a la hora de abordar los problemas. Las preocupaciones que plantea son válidas», dijo Mamik. «Creo que tenemos que tener cuidado cuando un medicamento se comercializa antes de que se apruebe su perfil de seguridad y de que se hayan realizado unos ensayos adecuados».

[quote_box_center]La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó Addyi el año pasado después de un proceso de revisión polémico, convirtiéndolo en el primer medicamento del país diseñado para ayudar a las mujeres con una libido baja.[/quote_box_center]

En las primeras semanas en el mercado solo se surtieron 227 recetas del medicamento , según la revista Bloomberg.

[pull_quote_center]En la nueva revisión, Laan y sus colaboradores revisaron 8 ensayos clínicos realizados con Addyi, incluyendo 5 publicados y 3 todavía no publicados con casi 6,000 mujeres.[/pull_quote_center]

Las evidencias combinadas mostraron que Addyi proporcionó un beneficio marginal para las mujeres que sufren de un trastorno del deseo sexual hipoactivo, una enfermedad que implica una falta persistente o recurrente de interés sexual.

[pull_quote_center]Pero Mamik indicó que es difícil juzgar qué tan bueno es el rendimiento de Addyi porque es difícil de evaluar el deseo femenino.[/pull_quote_center]

Tanto si Addyi funciona como si no, parece que aumenta en gran medida el riesgo de una mujer de sufrir náuseas, mareos y fatiga. Mamik dijo que se necesitan ensayos clínicos de gran escala que cuenten con mujeres de muchas procedencias distintas para saber más con respecto a estos efectos secundarios.

[quote_box_center]Addyi se sometió a 3 revisiones de la FDA y a dos reuniones del comité asesor de la agencia antes de ser aprobado el pasado mes de agosto, comentó el Dr. Steven Woloshin, profesor de medicina en el Instituto Dartmouth de Política de Salud y Práctica Clínica de Lebanon, New Hampshire, y que escribió un editorial acompañante en la revista.[/quote_box_center]

Woloshin argumentó que la FDA cedió a la presión pública de una campaña de defensa financiada por el fabricante que alegaba que no se había aprobado el medicamento por sexismo. Indicó que la agencia aprobó el medicamento aunque no habían aparecido nuevos datos positivos entre la segunda y la tercera revisión.

Comenta con tu Facebook

commentarios