Agencias, mar 2 (SF).- El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, ex primera dama y ex secretaria de Estado, están más cerca de ser los candidatos a las presidenciales de noviembre. La victoria de ambos en el Supermartes, la jornada con más elecciones primarias del proceso de nominación, representa la posibilidad de tomar una clara ventaja sobre de sus rivales y enfilarse hacia la nominación presidencial.

Pero no es un triunfo completo. Nadie está dispuesto a abandonar.

[quote_box_center]Según el diario español El País, los senadores Marco Rubio, de Florida, y Ted Cruz, de Texas, donde se ha impuesto, seguirán en la campaña, igual que el senador por Vermont Bernie Sanders, rival de Clinton. Creen que pueden alargar la pelea hasta las convenciones republicana y demócrata de julio, que deben coronar a los candidatos de ambos partidos.[/quote_box_center]

Trump ganó en Arkansas, Alabama, Massachusetts, Tennessee, Virginia y Georgia. Clinton hizo lo propio en Arkansas, Alabama, Tennessee, Georgia, Texas y Virginia. Las votaciones siguen abiertas en otros estados o las contiendas eran demasiado cerradas para declarar un ganador.

[quote_box_center]Este martes se votaba en una docena de estados. El magnate neoyorquino se llevó ayer la victoria en seis estados, en una notable jornada, con cuatro estados aún por decidir, mientras el senador Ted Cruz se impuso en Texas y Oklahoma.[/quote_box_center]

Las votaciones llegan en un momento turbulento para los republicanos, que se enfrentan a la posibilidad de que Trump pueda convertirse en el nominado del partido. Sus rivales Marco Rubio y Cruz están inmersos en un esfuerzo frenético para detener al multimillonario, pero no está claro todavía si han reaccionado demasiado tarde.

En el campo demócrata, Clinton gana la mayoría de estados menos el de Sanders, Vermont, Oklahoma, Minnesota y Colorado. No es un mal resultado para Sanders, pero es insuficiente ante el impulso de Clinton.

Comenta con tu Facebook

commentarios