Rio de Janeiro, feb 26 (SF).- La publicista Mônica Moura y esposa de Joao Santana, arrestada por su supuesta implicación en el caso de corrupción de la petrolera brasileña Petrobras, afirmó ayer en Brasil que la constructora Odebrecht hizo pagos ilegales a las campañas electorales de varios países, entre ellas la del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez en 2011.

[quote_box_center]Según Moura, los pagos fueron realizados a través de una cuenta extranjera, la cual los investigadores de la Policía Federal de Brasil dicen que fue usada por la empresa para sobornar a los ex directores de Petrobras, pagos que no fueron declarados ni en Brasil ni en Venezuela.[/quote_box_center]

Mónica Moura y Joao Santana son los sospechosos de recibir US $ 7.5 millones de dólares en sobornos desviados para Petrobras a través de cuentas no declaradas en Suiza.

[pull_quote_center]La declaración de la publicista a la Policía, realizada ayer en Curitiba (Paraná, sur), fue divulgada de forma integral por su abogado, que cedió los documentos a la prensa.[/pull_quote_center]

Según esos papeles, Moura delató pagos ilegales en la campaña presidencial de José Eduardo Santos en Angola en 2011 y citó maniobras similares en una campaña electoral en Panamá en 2014, aunque no precisó cuál.

Moura y su marido, João Santana, también trabajaron para los presidentes Mauricio Funes (El Salvador) en 2009; Danilo Medina (República Dominicana) a partir de 2011 y para los brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

[quote_box_center]Según la declaración filtrada, Moura afirmó que la campaña de Hugo Chávez en 2011 costó 35 millones de dólares y se pagó en su mayoría con fondos “no contabilizados” de forma legal procedentes de “varios donadores”.[/quote_box_center]

La publicista dijo haber sido “orientada” a buscar a un ejecutivo de Odebrecht, Fernando Migliaccio, para pedir que la empresa aportara fondos a la financiación ilegal de esa campaña.

[pull_quote_center]Moura y Santana se entregaron a la Policía el martes pasado al regresar de la República Dominicana, donde estaban trabajando para el presidente Medina.[/pull_quote_center]

Odebrecht, una de las mayores de Brasil, con operaciones en prácticamente toda América Latina, es también una de las principales empresas acusadas en el escándalo de Petrobras.

[quote_box_center]Según la investigación, las mayores constructoras de Brasil se repartieron durante años las obras que Petrobras sacaba a subasta, elevaban los precios artificialmente para beneficiarse y repartían cuantiosos sobornos entre los ejecutivos de la petrolera estatal y los políticos que permitían los fraudes.[/quote_box_center]

El presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, está detenido desde 2015.

Comenta con tu Facebook

commentarios