Seúl, feb 25 (SF).- Corea del Norte amenazó este jueves con «convertir Washington y Seúl en un mar de fuego» como respuesta a las próximas maniobras militares de EEUU y Corea del Sur, lo que agrava la ya tensa situación entre los aliados y el régimen de Kim Jong-un.

Por su parte, Seúl y Washington han adelantado que sus maniobras militares de este año serán las mayores de la historia, lo que amenaza con multiplicar las iras del régimen de Kim Jong-un.

[quote_box_center]Pyongyang calificó los ejercicios militares conjuntos programados en territorio surcoreano como «una declaración de guerra», al considerar que «apuntan a nuestro liderazgo revolucionario», se indica un comunicado publicado por el diario Rodong del Partido de los Trabajadores .[/quote_box_center]

El régimen también amenazó con «convertir en cenizas las instalaciones militares de EEUU tanto en la región de Asia y el Pacífico, como en territorio continental estadounidense».

[quote_box_center]Corea del Norte realizó en enero y febrero una prueba nuclear y otra de misiles respectivamente, lo que ha provocado una contundente respuesta de EEUU y Corea del Sur en forma de sanciones económicas, mientras el Consejo de Seguridad de la ONU prepara un nuevo castigo en nombre de la comunidad internacional.[/quote_box_center]

En 2013, los ejercicios militares Key Resolve y Foal Eagle, combinados con las sanciones de la ONU por las anteriores pruebas nuclear y de misiles, desataron una campaña de amenazas y hostilidades de Pyongyang que generó una situación al borde del conflicto armado.

Comenta con tu Facebook

commentarios