Santo Domingo, feb 24 (SF).- La Procuraduría General de la República asignó una seguridad especial a la jueza suspendida Awilda Reyes Beltré y al juez renunciante Francisco Arias Valera, quienes son procesados por presuntos actos de corrupción.

[quote_box_center]La seguridad fue dispuesta por el procurador Francisco Domínguez Brito, luego de que los imputados les solicitaran la asignación de una seguridad especial, tal como lo dispusiera el juez que le otorgó prisión domiciliara, donde decía que ambos salían bajo el control y vigilancia del ministerio público.[/quote_box_center]

Próximo al mediodía la jueza de la Instrucción Especial de la Corte de Apelación, Ramona Rodríguez, inició la audiencia preliminar del caso seguido a Reyes Beltré y Arias Valera.

[quote_box_center]La magistrada apoderada del juicio preliminar, antes de conocer la solicitud de juicio que hará la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), conocerá las peticiones hechas por los abogados de los imputados.[/quote_box_center]

Entre estos pedimentos están ordenar al Ministerio Público realizar diez diligencias de investigación, como son un mapeo del celular de Awilda Reyes y que la UASD realice un contra peritaje al recibo supuestamente firmado por la jueza, donde figura que ella le devuelve 350 mil pesos a Arias Valera, que alegadamente él le había dado para dejar en libertad al regidor por Pedro Brand acusado de encabezar una red de sicariato.

Comenta con tu Facebook

commentarios