Agencias, feb 24 (SF).- La Policía italiana investiga la muerte de una empleada del Vaticano que estaba embarazada de siete meses y que fue encontrada muerta en su casa.

[quote_box_center]La mujer fue identificada como Miriam Wuolou, de 34 años, italiana de origen eritreo que trabajaba en la recepción de Santa Marta, la residencia del papa Francisco. Según informaron medios locales, Wuolou había pedido un permiso para ausentarse de su puesto durante algunos días por cuestiones de salud.[/quote_box_center]

Los investigadores la encontraron en su departamento de la calle Cesare Pascoletti, después de que su hermano llamara a los Carabineros por no tener noticias desde hacía días.

El examen preliminar del cadáver no reveló signos de violencia, aunque una autopsia será necesaria para que el personal forense determine las causas de la muerte.

[quote_box_center]La Justicia italiana abrió una investigación también solicitada por el Vaticano por la muerte de Wuolou, y dispuso que se realicen análisis de ADN sobre el feto de siete meses con el objetivo de establecer la paternidad. El niño podría ser del marido de Wuolou, con el que se casó en 2014, aunque ya no vivían juntos.[/quote_box_center]

Según trascendió, la mujer sufría de diabetes, que podría haber sido la causa de su muerte.

Comenta con tu Facebook

commentarios