Agencias, feb 24 (SF).- Un tribunal estadounidense ha condenado a la compañía de productos higiénicos Johnson & Johnson a pagar 72 millones de dólares (65 millones de euros) a la familia de Jackie Fox, una mujer de 62 años que, después de usar durante mucho tiempo los polvos de talco de la marca para su higiene íntima, falleció a consecuencia de un cáncer de ovarios, según informa la BBC.

[pull_quote_center]La familia dice que la empresa conocía los riesgos del producto pero no avisó a los consumidores y el jurado condenó a la empresa por fraude, negligencia y conspiración.[/pull_quote_center]

El juzgado de St. Louis obliga a la empresa a pagar 10 millones de dólares en concepto de daños reales y otros 62 por daños punitivos, según han informado los abogados de la familia de la afectada, ya que entiende que la compañía, para lograr aumentar sus ventas, no había advertido a sus usuarios durante años que el uso continuado de los polvos de talco podrían llegar a provocar cáncer.

[pull_quote_center]Por su parte, J&J niega las acusaciones y está evaluando cuál será su próximo paso legal.[/pull_quote_center]

El veredicto “va contra décadas de evidencia que prueban la seguridad del talco como ingrediente cosmético en muchos productos”, dijo Carol Goodrich, una portavoz de la empresa en declaraciones publicadas por la agencia AP.

La portavoz citó investigaciones de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (la FDA, que evalúa la seguridad de los productos) y el Instituto Nacional contra el Cáncer de este país, que niegan que los riesgos hayan sido probados.

Este es el primer caso en el que la justicia da la razón a un usuario de todos los casos a los que se enfrenta Johnson & Johnson, que suma 1.000 denuncias por este tema solo en el estado de Missouri y más de 200 en Nueva Jersey.

[pull_quote_center]El talco es un mineral natural compuesto de magnesio, silicona, oxígeno e hidrógeno que se usa ampliamente en cosméticos y productos de cuidado personal.[/pull_quote_center]

En el juicio, sin embargo, los abogados de Fox introdujeron como evidencia un memorándum interno de un consultor médico de la empresa de 1999 que decía que “cualquiera que niegue los riesgos” entre el uso de talco y el cáncer de ovario sería percibido públicamente como aquellos que negaban el vínculo entre el tabaco y el cáncer.

Durante el juicio, uno de los abogados de la acusación, Allen Smith, mostró al jurado estudios realizados por Daniel Cramer, profesor de la Universidad de Harvard, el último de los cuales fue publicado en diciembre.

[pull_quote_center]En ese estudio se concluía que el talco está asociado con un aumento del 33% en el riesgo de cáncer de ovarios.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]“La empresa conocía todos estos estudios, desde hace 30 o 40 años”, le dijo Smith al jurado.[/pull_quote_center]

Algunas organizaciones especializadas le dan la razón parcialmente a la compañía y aseguran que todavía no se ha probado científicamente que el uso del talco para la higiene genital tenga efectos cancerígenos y advierten de que, incluso en el caso de que haya riesgo, es probable que sea bastante pequeño, según palabras de la asociación de Investigación del Cáncer de Reino Unido.

Comenta con tu Facebook

commentarios