Washington, feb 22 (SF).- En una declaración conjunta, Estados Unidos y Rusia anunciaron este lunes que el alto al fuego involucra a las partes que han estado combatiendo durante los cinco años del conflicto sirio, pero no al grupo Estado Islámico ni al Frente Al-Nusra, organización afiliada a Al-Qaeda. Además informaron que el alto el fuego en Siria sea puesto en práctica este sábado 27 de febrero.

[quote_box_center]»El cese de hostilidades a nivel nacional se aplicará a cualquier parte actualmente implicada en las hostilidades militares o paramilitares contra cualquier parte que no sean Estado Islámico, el Frente al Nusra o cualquier otra organización considerada como terrorista por el Consejo de Seguridad de la ONU», afirma el documento con los términos publicado por Estados Unidos y Rusia.[/quote_box_center]

Entre otras cosas, el acuerdo prevé la suspensión de los bombardeos aéreos por parte del Gobierno sirio como de la aviación rusa que le apoya contra «los grupos de oposición armados» además de pedir a ambos bandos que se permita la entrada de ayuda humanitaria en las zonas bajo su control.

[quote_box_center]El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien estuvo trabajando con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, para alcanzar el acuerdo, saludó el alto al fuego.[/quote_box_center]

“Si se implementa y se adhieren (al acuerdo), esta cesación no conducirá solo a declinar la violencia, sino que también permitirá expandir la entrega de la ayuda humanitaria urgentemente necesitada en las áreas sitiadas y apoyará una transición política a un gobierno que responda a los deseos del pueblo sirio”, dijo Kerry en un comunicado.

Las partes tienen hasta el viernes 26 de febrero a las 12h00 locales (14H00 GMT) para comunicar a Estados Unidos o Rusia su adhesión a este acuerdo.

[quote_box_center]El alto al fuego entrará en vigor el sábado a las 00h00 GMT locales de Damasco (22h00 GMT del viernes).[/quote_box_center]

El alto al fuego en Siria entraría en vigor después de cinco años de una brutal guerra civil que ha dejado más de 260.000 muertos y ha provocado el desplazamiento de la mitad de su población, incluidos unos cuatro millones al exterior.

Comenta con tu Facebook

commentarios