Agencias, feb 19 (SF).- Los niños nacidos en la estación invernal tienen un defecto común: sus pulmones envejecen con mayor celeridad de lo normal, lo que los hace más vulnerables en la edad adulta, reza un estudio publicado en la revista PLOS ONE.

[quote_box_center]Los investigadores también apuntaron otros factores presentes en los primeros años de vida, como las infecciones respiratorias o el hecho de tener una madre fumadora, como responsables de la rapidez del envejecimiento pulmonar.[/quote_box_center]

Tras realizar un trabajo en el que participaron más de 12.800 personas de edades comprendidas entre los 28 y los 73 años durante un período de entre 9 y 11 años, la principal conclusión a la que llegaron los especialistas es que las personas expuestas a los citados factores de riesgo de los primeros años de vida veían degradada su función pulmonar con mayor rapidez.

Comenta con tu Facebook

commentarios