Agencias, feb 15 (SF).- Brasil ha sido el país más afectado por la epidemia del virus del Zika, pero lo que se vive en Goiana supera lo de cualquier otra localidad con creces.

[quote_box_center]En el estado de Pernambuco, en el noreste de Brasil, el municipio rural de Goiana atraviesa una situación crítica: cerca de la mitad de su población está infectada por el virus del Zika, y diariamente se registran unos 500 nuevos casos. Además, las embarazadas están aterradas por el riesgo de microcefalia.[/quote_box_center]

En la localidad, conocida como “Pueblo Zika”, se cree que por lo menos 40 mil personas han contraído una de las tres enfermedades relacionadas con el mismo mosquito: Zika, dengue o chikungunya, mientras que 500 habitantes acuden a la clínica cada día con síntomas del primero.

[quote_box_center]Basura, zanjas abiertas con agua estancada y agua acumulada en baldes para combatir la escasez son excelentes condiciones para que el mosquito ‘Aedes aegypti’ -que ha mutado y se ha adaptado a nuevas condiciones de vida- logre reproducirse y poner ‘de rodillas’ al pueblo.[/quote_box_center]

Cortesía: Lopez-Dóriga.com
Cortesía: Lopez-Dóriga.com

El municipio de Goiana fue el primero en Pernambuco en declarar la emergencia, en noviembre pasado, por la cantidad creciente de casos de zika, por lo que se iniciaron varias campañas publicitarias de prevención que aún no dieron los resultados esperados.

[quote_box_center]En tanto, la representante local, Daniele Uchoa, advirtió que las próximas lluvias de marzo y abril podrían complicar la situación. «Nuestro sistema de salud no estaba preparado para esto», expresó, a la vez que aseguró que «el mosquito ha mutado, ha aprendido a sobrevivir en nuevos hábitats, como el agua sucia». «Si la situación empeora, el servicio de salud no podrá hacerle frente», alertó.[/quote_box_center]

Mientras, los casos de microcefalia producida a raíz del zika aumentan en una ciudad que no tenía registros de la enfermedad y que no está preparada para ella, ya que gran parte de sus habitantes vive en una pobreza extrema en la que los repelentes y los mosquiteros son lujos que muy pocos se pueden permitir.

[quote_box_center]Las dudas sobre la enfermedad derivan de los problemas médicos que enfrenta Goiana. «La situación es caótica», explicó a ‘Daily Mail’ el doctor Bruno Brito, del Hospital Belarmino Correio, quien detalló que cada médico recibe a unos 162 pacientes por día, el 90% de los cuales presenta síntomas del zika, pero los exámenes para confirmarlo solo se ordenan a las embarazadas.[/quote_box_center]

En consecuencia, la microcefalia causa pánico y los especialistas advierten que la próxima generación necesitará «cuidados especiales» durante «décadas», por lo que la ciudad deberá tener un nuevo hospital solo para ellos.

Comenta con tu Facebook

commentarios