La Habana , feb 15 (SF).- El gobierno del presidente Barack Obama aprobó la apertura de la primera fábrica estadounidense en Cuba en más de medio siglo al autorizar a una empresa de Alabama para que construya una planta que ensamblaría hasta mil tractores pequeños al año para su venta a agricultores independientes en Cuba.

[quote_box_center]La compañía podrá fabricar legalmente tractores y otro equipo pesado en una zona económica especial habilitada por el Gobierno cubano para atraer inversión extranjera, informó la semana pasada el Departamento del Tesoro a los socios de la compañía: Horace Clemmons y Saúl Berenthal.[/quote_box_center]

Las autoridades cubanas ya han respaldado el proyecto de forma pública y entusiasta. Los socios esperan tener en marcha la producción de tractores en Cuba para el primer trimestre de 2017.

[pull_quote_center]»Todo el mundo quiere ir a Cuba a vender algo, pero nosotros no intentamos hacer eso. Estudiamos el problema y cómo ayudar a Cuba a resolver los problemas que ellos consideran que son los más importantes de resolver», comentó Clemmons.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]»Creemos que ambos ganaremos a largo plazo si hacemos cosas que son beneficiosas para ambos países».[/pull_quote_center]

La planta, con un valor de entre 5 y 10 millones de dólares, sería la primera inversión corporativa significativa de una empresa de Estados Unidos en territorio cubano desde que Fidel Castro asumió el poder en 1959 y nacionalizó miles de millones de dólares de propiedad privada y corporativa estadounidense.

Comenta con tu Facebook

commentarios