Agencias, ene 29 (SF).- Un avión de American Airlines que había partido de Londres tuvo que regresar después que una azafata se desmayara y otros tripulantes y pasajeros sintieran mareos, dos horas y media luego de despegar.

[quote_box_center]El capitán del Boeing 777 decidió declarar una emergencia y regresar al aeropuerto de Heathrow, pese a que se encontraba cerca de Islandia, donde también pudo haber aterrizado.[/quote_box_center]

[quote_box_center]“Llevábamos cerca de dos horas y media de vuelo cuando por megafonía pidieron un médico, enfermera o algún profesional sanitario para asistir a un pasajero que se encontraba mal”, afirmó un pasajero al periódico Daily Mirror, “las luces de la cabina se encendieron y hubo mucha conmoción”.[/quote_box_center]

[pull_quote_center]Siete de los 13 tripulantes a bordo, junto a “muchos pasajeros” reportaron malestares.[/pull_quote_center]

Se desconoce qué pudo causar la misteriosa enfermedad y desde American Airlines han informado los servicios de emergencias están analizando la aeronave y el equipaje de los pasajeros.

El avión tenía como destino el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.

Comenta con tu Facebook

commentarios