Agencias, ene 28 (SF).- Andreas Wahl, un conocido físico noruego, publicó un video para la cadena NRK Viten de cuando se atrevió a ponerse delante de un fusil de asalto a unos tres metros de distancia, dentro de una piscina y sin protección.

[pull_quote_center]El investigador puso en riesgo su vida para mostrar qué distancia recorre una bala disparada bajo el agua, calculando que sería poco más de un metro.[/pull_quote_center]

Sin embargo, según explicó la cadena Rusia Today, la demostración de Wahl no es terminante ya que existen las armas de fuego subacuáticas concebidas para buzos de combate.

[quote_box_center]En Rusia existen en forma de fusiles automáticos con un alcance efectivo de hasta 40 metros, mientras que en otros países, como Alemania, hay pistolas de este tipo. El alcance no es mayor porque no sería útil dada la poca visibilidad que hay debajo del agua. Este tipo de armamento funciona también en la superficie.[/quote_box_center]

En imágenes del video de YouTube se puede ver cuando el físico se atrevió a ponerse delante de un fusil de asalto a unos tres metros de distancia, dentro de una piscina y sin protección.

Aunque algunos supondrían que su vida corrió riesgo, lo cierto es que la bala del rifle no avanzó ni un metro como muestra el clip de YouTube, pues la densidad del agua complica enormemente la movilidad de los objetos sumergidos.

[pull_quote_center]»Es más difícil moverse en el agua que en el aire, porque las moléculas de agua están más juntas», es la explicación que acompaña el video en YouTube, mismo que ya es viral gracias a que despierta la curiosidad de las personas.[/pull_quote_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios