Agencias, ene 27 (SF).- Gabriel Villa y Christina Carta se casaron en 1994 en los Estados Unidos, y cuando todo parecía amor y felicidad, el esposo comenzó los trámites de divorcio.

[pull_quote_center]Gabriel Villa, de 90 años, ha sido demandado por Christina Carta Villa, de 59 años por «fraude», al enterarse 22 años después que éste se divorció en secreto cuatro meses después de contraer matrimonio, informa ‘The Sun’.[/pull_quote_center]

[quote_box_center]Así, a los pocos meses de casarse, el esposo viajó a República Dominicana, donde contrató a unos abogados que falsamente representaron a su mujer y, bajo el argumento de que Christina era «insoportable», obtuvo la anulación de la unión con el objetivo de «proteger sus intereses económicos» y quitarla de su testamento.[/quote_box_center]

Christina descubrió la mentira después de que una factura de impuestos llegara sin su nombre a su residencia de Manhattan (Nueva York). Tras ello, contrató a un detective privado que destapó todo el entramado.

Christina reclama el 50% de un departamento que tiene un valor de 1 millón de dólares y que su esposo quería dejarle a la hija que tuvo durante su primer matrimonio.

Comenta con tu Facebook

commentarios